Descubre acerca de los 3 instrumentos esenciales de la música llanera

Sin duda alguna, los tres instrumentos esenciales de la música llanera, y en particular aquellos que definen las versiones más arraigadas del popular Joropo, son el cuatro, el arpa y las maracas. Es por eso que cualquier persona que quiera iniciarse dentro de este género está obligada a conocerlos a fondo y, por supuesto, a aprender a tocar, al menos, uno de ellos. Si este es tu objetivo, los mercados de segunda mano y las páginas de anuncios locales ofrecen una selección ideal para principiantes. Si por el contrario deseas conocer más a fondo estos instrumentos, he aquí una pequeña introducción que puedes tomar como punto de partida.

Cuatro Venezolano

Este bello instrumento es uno de los grandes protagonistas del folclore venezolano. Se trata de un instrumento de cuerda que irrumpió en la música venezolana con la llegada de los españoles y que rápidamente tuvo una gran aceptación, sobre todo, entre las clases sociales más bajas. Si bien el cuatro se caracteriza por poseer cuatro cuerdas de nylon, ser más pequeño que una guitarra y tener un sonido más agudo, existen pequeñas variantes que permiten clasificarlo según su tamaño, su calidad e, incluso, la cantidad de cuerdas.

Es así como dependiendo de sus características se puede clasificar en cuatro monterol o tamunanguero, cuatro y medio, cinco, cinco y medio, seis, octavo, cuatro pequeño, requinto, cuatro común y cuatra. El tipo de madera utilizada para la caja (por lo general pino o cedro) y el acabado del instrumento marcan la diferencia entre un cuatro corriente y uno fino.

Arpa

Introducida por los Jesuítas en el siglo XVIII, se estableció como una pieza clave en el folclore de distintos países de Latinoamérica. Se trata de un instrumento que tiene, por lo general, de 30 a 34 cuerdas de nylon ordenadas según su grosor. El material que se utiliza para su construcción es el cedro, aunque en algunas ocasiones también puede estar hecha de pino o de otro tipo de madera. El arpa se suele pintar con laca transparente para mantener sus características sonoras.

Maracas

Se trata de un instrumento idiófono, es decir, que produce el sonido gracias a su propia vibración. Las maracas suelen estar hechas por una esfera hueca de calabaza o de madera unida a un mango y llevan en su interior semillas, pequeñas piedras o, incluso, vidrio o metal. Se consideran como la gran contribución de los aborígenes a este tipo de género, ya que se trataba de un instrumento común en sus celebraciones.

Además de estos tres instrumentos, el rico folclore del llano se nutre de otros instrumentos como la bandola, que consta de cuatro cuerdas que se tocan con una especie de púa (en algunas zonas de Colombia, puede sustituir al arpa), el furruco y la cirrampla.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *