El cuatrista Felix Farfan de visita por Oslo, Noruega

Felix Farfan viajó a Noruega con su grupo Ensamble Sincronía para llevar la música venezolana al “Fordefestival”, un festival de música del mundo que se hace en Oslo Noruega cada año.

fordefestival

Felix Farfan en Noruega
Felix Farfan en Noruega

Este ensamble, conformado por adolescentes de Nirgua, interpreta canciones de nuestra música venezolana al mejor estilo instrumental solista.

Ensamble Sincronia Noruega Festival

Felix Farfan en Noruega
Felix Farfan en Noruega

A continuación el texto de recibimiento que le hicieron al Ensamble Sincronía luego de su retorno a Venezuela:

ensamble sincronia venezuela

El recibimiento del Ensamble SINCRONÍA por familiares, amigos, maestros y vecinos del Municipio Nirgua incluyó una reunión en la casa de la familia Hernández, un momento de compartir que permitió estrechar lazos, compartir sentimientos, palabras de felicitaciones y de buenos deseos para los talentosos jóvenes del grupo. También fue una oportunidad para que ellos compartieran su experiencia en Noruega. Bajo la improvisada moderación de Ronald Martínez (PUBLICEV), Salvador, Félix Joel, José Gregorio y Vicente contaron detalles de su viaje, de las novedades culturales con las que se encontraron, los días intensos de ensayo, las presentaciones públicas y las anécdotas con las personas de Noruega y de otras partes del mundo. Fue mágico escucharlos y aprender de ellos. ¡Cuánto crecieron en esos días!

Para mí, uno de los momentos especiales y emotivos fue cuando Ronald le cedió la palabra a los padres de los chicos. Todos expresaron su amor, su satisfacción, orgullo y el apoyo que incondicionalmente seguirán brindando para hacer realidad los sueños de sus hijos. Particularmente las palabras de Homero (papá de Salvador) me llegaron al corazón cuando expreso el gran aprendizaje que ha singificado para ellos y para toda la familia la experiencia de SINCRONÍA desde el mismo momento en que se conformaron. Un aprendizaje que ha llenado de felicidad a la familia, a los amigos y que da pie a creer con mucha fe de que estos primeros pasos de los chicos van a dar mucho fruto que llenará de orgullo a su pueblo y a su patria. Creo que todos los que nos hemos sentido involucrados con el viaje a Noruega de manera directa o indirecta también hemos crecido. Es algo que no tiene precio.

La diferencia entre el Ensamble SINCRONÍA que conocí hace 3 meses al SINCRONÍA que hoy disfruto, es que la vida les ha demostrado que ellos pueden llegar lejos, a donde su corazón, su trabajo, su excelencia y el apoyo les permita llegar. La fe se materializó en un hecho real, tangible, que ahora marca sus vidas con una experiencia que se hará más valiosa en la medida que pasen los años. Ellos llegarán a donde se lo propongan siempre y cuando sigan trabajando con ese nivel de responsabilidad y compromiso con la música, haciéndolo con pasión y amor, con humildad y respeto a sus colegas, a sus maestros y a su público. Y sé que lo van a lograr porque tienen lo más importante: una sólida base familiar. Una familia que les ama, que los admira, que les respeta y que harán todo lo que esté a su alcance para llevarlos a cualquier escenario que les abra una invitación. Ya lo demostraron y seguirán haciéndolo. Mis respetos a estas bellas familias, mi agradecimiento por su confianza a mi persona, hasta hace poco un perfecto desconocido. Cuentan con mi apoyo, mi apuesta y sobre todo mi cariño y el de decenas de Nirgüeños y de mucha gente que se han sumado por solidaridad y admiración a ese bello proyecto que nos une y que se llama SINCRONÍA.

Nirgua, Municipio Nirgua, Yaracuy. 8 de julio de 2014 / Fotografía: Alberto J. Sánchez G.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *