Coral Cantando con el Cuatro

El Cuatro Venezolano y la Dirección Coral

Antes de comenzar con el tema que nos anima en esta ocasión permítanme presentarme. Aparte de cuatrista soy cantante de música tradicional y coralista y entre las tres facetas llevo acumulados 24 años de experiencia musical siendo coralista desde hace 13 años y apenas uno como director coral al frente del Ensamble Coral Polifónico de la Escuela de Ciencias Políticas de la UCV. No me considero una autoridad en materia de canto coral, pero a partir de ahora estaremos compartiendo algunos aspectos que relacionan a nuestro cuatro venezolano con la actividad coral de nuestro país, todo con base en las experiencias recogidas tanto en la faceta de coralista como en la de director.

De todos es conocida la versatilidad de nuestro cuatro, capaz de combinar al mismo tiempo la melodía, el ritmo y la armonía lo cual lo convierte en un instrumento muy completo en estuche pequeño e increíblemente portátil lo cual le da una ventaja sustancial sobre otros instrumentos musicales como el piano, muy utilizado en el mundo coral. También es harto conocido que nuestro Cuatro Venezolano (o llanero para los colombianos) forma parte de la instrumentación de más del 90% de los géneros de nuestra música tradicional y que puede actuar como sucedáneo de otros instrumentos similares como el cavaquinho o el charango. Pero pocos conocen la faceta de nuestro instrumento como herramienta de los directores corales.

La gran mayoría de los directores corales que conozco en Venezuela también son buenos cuatristas y, de hecho, es habitual ver en los conciertos corales que cada director lleva consigo su cuatro como parte de su bagaje ya que durante el proceso completo desde la preparación hasta la ejecución del concierto el cuatro es utilizado habitualmente. Inclusive se puede decir que los directores se sienten cómodos con el uso del cuatro como guía y referencia. Me ha tocado verlo constantemente y ahora como director he adoptado esa modalidad de trabajo tanto por comodidad como por la falta de disponibilidad de otros recursos en determinados momentos.

Por ejemplo, dentro de la fase previa de preparación de un concierto una actividad fundamental es la vocalización, que consiste en el acondicionamiento del aparato respiratorio, fonador y resonador de los coralistas antes de afrontar el esfuerzo que conlleva cantar. La vocalización, dependiendo de la cantidad de piezas a interpretar, sus niveles de dificultad y el tiempo en escena tiene una duración de tiempo de 20 a 30 minutos y consiste en diversos ejercicios que sirven para atender los aspectos de la técnica vocal que conviene trabajar y se realiza por igual antes de cada ensayo como previo a los conciertos. En una sala de ensayos los ejercicios de vocalización se realizan con la ayuda del piano, pero esa disponibilidad no siempre se tiene en los conciertos, así que el cuatro sirve para dictar la escala tónica ascendente y descendente para llevar a cabo cada ejercicio de vocalización y poder culminar esa actividad previa. Esa escala se dicta con los acordes tónicos cada semitono hacia arriba o hacia abajo.

Otro ejemplo también lo podemos encontrar ya en los conciertos cuando antes de cada interpretación ya sea a capella o acompañada el director se encarga de dar la primera nota de cada voz. Muchos directores utilizan el diapasón que da el La natural (a 440 Hz) para ayudarse y con ello dar la primera nota o al menos las primeras tres notas de cada voz. En Venezuela la mayoría de los directores dan con un acorde en el cuatro la tonalidad de referencia y luego se ocupa de cada voz. Como siempre es cuestión de utilizar la técnica que mejor le permita al director lograr el resultado musical deseado.

Como sea, se puede decir en conclusión que el cuatro se ha convertido en nuestro país en una herramienta fundamental para los directores corales capaz de facilitar algunos procedimientos relacionados entre muchas cosas gracias a su versatilidad y sencillez. En las próximas entregas compartiremos anécdotas, técnicas y herramientas en las cuales el cuatro se convierte en la guía del director coral venezolano.

Saludos, Roberto

 

[youtube http://www.youtube.com/watch?v=mRrWul8LBPQ]

Un comentario en “El Cuatro Venezolano y la Dirección Coral

  1. Estoy toalemente de acuerdo con lo que indicas en este post. La versatilidad del cuatro venezolano lo hace completamente idóneo para el trabajo de un Director de Coro.
    Dirijo un coro y como soy ejecutante del cuatro, lo utilizo no solo para acompañar las canciones, sino también para el trabajo de vocalización y montaje de las piezas.
    Saludos.

    Ezequiel Hernández F.
    Director
    “Cantores” Coro de Cámara.
    Ciudad Guayana, Venezuela.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *