Ensamble Gurrufío con la Orquesta Sinfónica Gran Mariscal de Ayacucho

Orquesta Sinfónica Gran Mariscal de Ayacucho

Rodolfo Saglimbeni

Ensamble Gurrufío

La Orquestación de la música venezolana, además de ser un colosal trabalenguas de síncopas cruzadas, un ejercicio de éxito practicando todo lo contraindicado por la tradición estética y técnica de la música occidental, es el encuentro con un sueño intemporal. Parece escapar al paso de las modas ese lujo de sonoridades en el cual bañan nuestros más íntimos recuerdos melódicos, los ritmos más cercanos a nuestro corazón. En muchas ocasiones se han lanzado los compositores criollos a la aventura de orquestar aires de nuestra tierra. En ese repertorio hay de todo: desde la exaltación de un kitsch que podría escucharse con cierto interés si se hubiera profundizado un poco más en ese sentido -o escrito más- hastas la exageración edulcorada que francamente no parece sobrevivir sino en el estante de las curiosidades, de las mermeladas musicales, con sus valses confitados en azúcar y sus alpargatas de cristal de Murano. Orquestar no tiene que ser sinónimo obligatorio de ablandar en la música venezolana. Estamos entrando en un período de confluencias muy interesantes en el cual muchos de los integrantes de nuestras orquestas juveniles comparten su práctica musical entre los mundos de la música criolla y la tradición europea. Esta dualidad abre la posibilidad de orquestar de manera novedosa, atrevida, tomando más riesgos en términos de rítmica y textura orquestal.

La participación de orquestas como la Gran Mariscal de Ayacucho garantiza que la aventura de hoy será sustanciosa.

En cierto modo podemos afirmar que la veta musical de donde nace el Ensamble Gurrufío forma parte de esa confluencia, presente en nuestro país desde hace muchos años. En la celebración que nos ofrece Gurrufío con sus quince años de actividad participan muchas voces: las de los músicos de las orquestas y bandas que a través de las décadas y los lustros se han reunido, en sus momentos de ocio y de goce, a tejer nuevos espacios con nuevas voces.

Ya las mezclas de una flauta con un cuatro, de un arpa y un contrabajo, de un clarinete con una mandolina, plantean dilemas de orquestación.

La experiencia acumulada por eras geológicas de guataca nos ha traído de todo: el oboe que toca guasa, el piano llanero, el cello-quitiplás, el fagote culo´e puya, el clavecín tuyero. Ni hablar de lo que ya tenemos bien recorrido: la integración de instrumentos super criollos como el clarinete, presente desde los tiempos de Guzmán Blanco; el violín, que ya es casi un instrumento étnico en Venezuela; la flauta, que se veía ya muy ubicada en las fotos de la orquesta de Sebastián Díaz-Peña, ese grupo polifacético de los años treinta que reunía elementos de banda militar, de orquesta de salón y de conjunto criollo, donde se equilibraban por arte de magia el redoblante, los violines, saxofones, trompetas, arpa, cuatro, maracas, flauta y bombo en uno de los primeros experimentos de fusión cultural del siglo XX en nuestro país. Allí no se trataba de edulcoración, sino de intensificación de la energía original de unos ritmos y de unos géneros que encontraba su validación en la potencia de las emociones, en la magnitud de la expresión que se alcanzaba mediante la incrementación orquestral.

En este repertorio que hoy presentamos se busca lo que buscaban los ancentros genuinos de la orquestación criolla, no un refinamiento, no una dignificación, sino una multiplicación de la energía por el entusiasmo que impulsa esa inmensa nave de la orquesta cuando le ronca por dentro un gurrufío.

Por otro lado, es para mí un placer celebrar también junto a mis amigos los quince años de las piezas que compuse para una Camarata Tropical que ya deja de ser virtual: La Periquera y la Guasa del Borrachito son exploraciones de las posibilidades de expansión del vocabulario formal venezolano dentro de un lenguaje tradicional. Su espíritu es Barroco y Tropical.

Concluyo diciendo que todo este rumbo creativo que hoy tomamos lo permitió la escritura musical, que es la que se ve enaltecida al ponerse al servicio de nuestra música, y no al revés.

Disfrutar…

Paul Desenne

Ensamble Gurrufío

El Ensamble Gurrufío nace en 1984 con la finalidad de abrir paso a un nuevo estilo de música instrumental venezolana: aquel que permite tener como elemento fundamental la improvisación, lo espontáneo, lo inesperado; aquel que da cabida al virtuosismo de cada uno de sus integrantes; aquel que propone ejecuciones únicas e irrepetibles.

Gurrufío ha actuado en las más importantes salas del país. Desde 1991 ha realizado una serie de giras internacionales que incluyeron presentaciones en Japón (Tokio, Osaka, Kioto, Sado, Hamhmatsu, etc.) Brasil, las Antillas Holandesas y México, (en el marco del Festival Cervatino en su XIX y XXI edición) y los Estados Unidos (New York, Washington, Chicago, Denver, Seattle y Minneapolis, New Mexico así como en prestigiosas universidades, como U.C.L.A., Stanford, Berkeley, Indiana University, University of Illinois). En 1994 ofrece un recital en la prestigiosa sala del Carnegie Hall invitado por la American Composer´s Orchestra. Entre 1995 y 1998 Gurrufíio realiza varias giras por Europa realizando conciertos en numerosas salas de Francia y España, en Londres, Bohn y Colonia, así como también visita Río de Janeiro, Bogotá, Santiago y Sao Paulo.

El repertorio de Gurrufío incluye piezas de los más tradicionales compositores venezolanos así como también obras de las generaciones recientes, interpretando así géneros de nuestra música tradicional como vals, merengue, joropo, danza y pasaje en su diversidad de estilos.

La edición en Venezuela de sus discos compactos Maroa (1993), El Cruzao (1994) y El Trabadedos, han permitido constatar la receptividad tanto del público como de la prensa hacia esa particular propuesta musical. En 1998 edita su CD Cosas del Ayer, con un repertorio de música latinoamericana en el que el ensamble se une a la orquesta para lograr una nueva sonoridad. En diciembre de este mismo año graba su primer CD En Vivo.

En 1998 obtuvo el Premio “Monseñor Pellín”, mención especial, por su aporte a la difusión de los valores culturales de nuestras regiones y a su gran profesionalismo.

Actualmente, el Ensamble Gurrufío esta integrado por Cheo Hurtado en el cuatro y la bandola, David Peña en el contrabajo, Luis Julio Toro en la flauta y Juan Ernesto Laya en las maracas.

Orquesta Sinfónica Gran Mariscal de Ayacucho

Fundada en 1989 por convenio de la Fundación del Estado para la Orquesta Nacional Juvenil de Venezuela y la Fundación Gran Mariscal de Ayacucho. En 1992 pasa a ser Fundación Orquesta sinfónica Gran Mariscal de Ayacucho por convenio con el Consejo Nacional de la Cultura. Su nombre rinde homenaje  al gran nombre americano de Antonio José de Sucre, Mariscal de Juventudes, Prócer de perdurables ideales en busca de un horizonte sin límites. Su fresca y renovada experiencia le ha permitido engrosar sus filas con las nuevas generaciones de músicos venezolanos, producto del Sistema de Orquestas Sinfónicas Juveniles e Infantiles de Venezuela. Igualmente, ha reunido a importantes directores y solistas nacionales e internacionales, desarrollando actuaciones en importantes escenarios como el Teatro Teresa Carreño, Festival Interancional de El Hatillo, Festival Lationamericano de Música, y Festival de Orquestas Sinfónicas Regionales. Fue invitada para la temporada de Ballet Bolshoi de Moscú.

Sus grabaciones en discos compactos incluyen producciones del Carmina Burana de Carl Orff, dirigida por el Maestro Alberto Grau, IX Sinfonía de Beethoven, Ficciones de Diana Arismendi, Venezuela Sinfónica, Tchaikovsky Espectacular, y Danzón, Música de Latinoamérica, dirigidos por Rodolfo Saglimbeni, así como las bandas sonoras para las películas Cuchillos de Fuego y Pandemonium de Román Chalbaud con música de Federico Ruiz y la producción de Alexis Montilla Fimls, y el film Una vida y dos mandados, con música de Nascuy Linares.

En 1995 Carlos Cruz Diez dona el Diseño integral de la Imagen de la Orquesta, además de constituirse en Ilustre Embajador de esta institución. En 1997, suscribe un convenio con la Fundación Mozarteum de Venezuela y el Instituto Universitario de Estudios Musicales (IUDEM), constituyéndose en pionera del novedoso y exitoso programa Promúsica del IUDEM, como parte de su proyecto de mejoramiento profesional.

Para ese mismo año, y por primera vez en el país, se crea la figura de Compositor en residencia, recayendo la responsabilidad en Ricardo Teruel, uno de los compositores más representativos de la actualidad.

Desde su fundación, la Orquesta ha estado dirigida por Rodolfo Saglimbeni.

Rodolfo Saglimbeni

Desde su regreso a Venezuela en 1987, Rodolfo Saglimbeni se ha convertido en uno de los directores de orquesta más solicitado del país. Durante seis años fue Director Asociado de la Orquesta Sinfónica Venezuela hasta 1993, momento en que es designado Director Artístico de la Orquesta Sinfónica Gran Mariscal de Ayacucho. Es, además, Director Asociado de la Sinfonietta de Caracas. Ha sido invitado para dirigir en las programaciones operísticas del Teatro Teresa Carreño y por distintas orquestas sinfónicas del país.

Realiza estudios musicales en Venezuela y en la Real Academia de Música de Londres -donde obtiene el Diploma de Director de Orquesta con Honores- con Colin Metters, George Hurst y John Carewe, y en la Academia Santa Cecilia de Roma con el Maestro Franco Ferrar (1981). Ha sido Director Invitado de la Orquesta de Besancon, Francia, de la Orquesta de la Radio y Televisión de Luxemburgo, de las Orquestas y Ensambles de la Real Academia de Música, del Coro de la Philarmonia, de la Orquesta Haydn de Londres y de las Orquestas Sinfónicas de España, Brasil, Colombia, Perú, El Salvador y Chile.

En 1985 es 1er finalista en el Concurso Internacional de Directores de Orquesta de Besancon, en 1989 es galardonado como Mejor Director del Año por la Asociación de Críticos Musicales de Venezuela, en 1990 es contratado como Co-director en el curso de Verano de Canford, Inglaterra, en 1991 es condecorado con la Orden “José Félix Ribas” en su primera clase, en 1993 es contratado como Co-director del instituto Canford. En ese mismo año le es adjudicado el Grado Honorario ARAM (Associate of the Royal Academy of Music) por la Real Academia de Música de Londres. Desde 1994 es Presidente de la FEderación de Orquestas Sinfónicas de Venezuela. En 1997-1998 realiza pasantías en importantes centros musicales de los EEUU, al ser beneficiado, por concurso, con la Beca de Las Américas que patrocina el Kennedy Center de Washington D.C. En 1999 fue premiado en el Concurso de Directores de las Américas en Santiago de Chile. Es profesor de Dirección Orquestal en el Instituto Universitario de EStudios Musicales (IUDEM), y del Conservatorio “Simón Bolívar” de Caracas.

Agradecimiento

Queremos agradecer muy especialmente al Colegio Emil Friendman por permitirnos grabar este disco en su Auditorio.

Ensamble Gurrufío

  • Cheo Hurtado, cuatro
  • Ernesto Laya, maracas
  • David Peña, contrabajo
  • Luis Julio Toro, flauta

Quinteto del Pájaro

  • Paul Desenne, violonchelo
  • Cheo Hurtado, cuatro
  • Jaime Martínez, oboe
  • María Fernanda Montero, violín
  • David Peña, contrabajo
  • Luis Julio Toro, flauta
  • Ángel Subero, solo de trombón en Ay Compa´e

Músicos Invitados

  • José Archila, arpa
  • Alexander Livinalli, percusión

 

Ensamble Gurrufío
Avenida Tropical, Nº620, La Floresta. Caracas, Venezuela
Telefono-fax: (58-2)285.4796
Teléfonos: 014-935.3673
016-928.0311
Correco electrónico: lujurio@ven.net

Orquesta Sinfónica Gran Mariscal de Ayacucho
Urbanización El Conde, Avenida Este 10 Sur 17 (antigua sede Escuela de Arte Cristóbal Rojas) Caracas, Venezuela.
Teléfono: 576.97.13
Telefax 577.32.24
Correo electrónico: fosgma@cantv.net
Página web: www.osgma.org
Apartado Postal: 17275 Parque Central

  1.  Destellos de amor / Armando Mlero.
    Arreglo: Vinicio Ludovic
  2. Ojo color de los pozos / Guillermo Jiménez Leal.
    Arreglo: Paul Desenne
  3. Apure en un viaje / Genaro Prieto.
    Arreglo: Vinicio Ludovic
  4. Atardecer / Lencho Amaro.
    Arreglo: Vinicio Ludovic
  5. El Trabadedos (Potpourri)
    El Picadillo, Pascual García / El Curruchá, Eduardo Plaza / Pico de oro, Angel Guanipa / El Gallo, Pedro Oropeza Volcán / Los dos gavilanes, Adelis Freites / La Partida, Carlos Bonett / Negra la quiero, Eduardo Serrano / Dolor Llanero, Manuel Briceño /
    Arreglo: Vinicio Ludovic
  6. Maroa / Cristóbal Soto,
    Arreglo: Vinicio Ludovic
  7. Ay Compa´e / Luis Laguna.
    Arreglo: Paul Desenne
  8. Quinteto del Pájaro / Paul Desenne
    Guasa del Borrachito
    Periquera
  9. Pajarillo / Folklore. Arreglo: Alí Agüero

Un comentario en “Ensamble Gurrufío con la Orquesta Sinfónica Gran Mariscal de Ayacucho

  1. Pingback: Bitacoras.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *