No le entramos al merengue

Hace algún tiempo escribimos acerca de lo difícil que ha sido para el cuatro venezolano adquirir una técnica para el ritmo tan popular de reggaeton. No hay un desarrollo de ideas, un movimiento típico de rasgueo de las cuerdas ni nada que se haya consolidado como la forma de tocar este género en el cuatro.

El otro género que ya tiene muchísimas décadas sonando y aun le huimos con el cuatro es al Merengue Caribeño. El merengue de Juan Luis Guerra, el merengue de las islas, el que se baila sabroso. Tenemos entre ceja y ceja a nuestro merengue venezolano de 5/8 y es cierto que nos lo sabemos de arriba a abajo. No hay niñito venezolano que no agarre un cuatro y se aprenda un compadre pancho, pero vaya que se nos ha hecho difícil si quiera pensar en comenzar a tocar un merengue de esos “ripiaos” de la música dominicana.

Nada más observa cómo es el ritmo y verás lo alejado que está de nuestro estilo de tocar el cuatro venezolano:

El Merengue Dominicano Es un género que se nos mantiene distante. Habrá que seguir intentándolo, hasta encontarle la forma en el cuatro… Y no debería ser tan difícil como parece, porque si ya se la encontramos a la Salsa, que es un género complicadísimo a nivel armónico y nivel rítmico, qué tanto nos podrá costar encontrárselo a un Merengue de esos que tánto nos gusta bailar en una discoteca o en una reunión familiar

¿Tú conoces algún cuatrista venezolano que ya esté tocando el merengue 4/4 con su cuatro?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *