¿Sabes que es una progresión?

Una progresión es una secuencia de acordes que puedes realizar para lograr tocar género en específico.

La progresión simplemente acordes consecutivos que tocarás para construir una canción o género musical. Por ejemplo muchas canciones de rock se basan en una progresión muy particular, la cual normalmente es I V vi IV.  Esta es una progresión muy típica y se puede tocar con diversos instrumentos como la guitarra, el cuatro, el Charango, el piano, o incluso un buen bajo.

I-IV-V

Ejemplos de canciones que se tocan con esta progresión son:

  • When I come Around – Green Day
  • Beast of Burden – The Rolling Stones
  • Let it Be – The Beatles
  • Someone like you – Adele
  • You’re Beautiful – James Blunt
  • With or without you – U2

La progresión musical

Las progresiones son muy útiles porque te permiten rápidamente identificar los acordes que acompañan y adornan a una canción.  ¿Esto quiere decir que podrás tocar rápidamente la canción? Pues sí, al identificar cuál es la progresión de una canción entonces podrás tocarla casi inmediatamente.

Por ejemplo si una canción está compuesta por el acorde Re al principio, seguido del Sol y luego un La Séptima, esto quiere decir que la progresión es I IV V

¿Por qué es importante?

Al saber la progresión entonces podrás tocar la canción en la tonalidad que tú quieras.  Si la canción se encontraba en Re mayor pero el tono es muy alto para cantarla, entonces podrás cambiar la tonalidad a La mayor y cantarla más cómodamente. Lo único que debes respetar es la progresión o secuencia de acordes.

Esto te ayudará a facilitar el sacar las canciones que te gustan y poder tocar con el instrumento de tu preferencia.

¿Te animas a aprender varias progresiones?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *