Solo el placer…

Nada como acostarse a tocar en un chinchorro en el patio de la casa a tocar canciones criollas…  Los que no sepan tocar cuatro no saben el placer que causa ponerse a tararear cosas como “que bello amarte asiii…” o “quiero comprar para ti… mmmm jumm jurummm” mientras el cuatro acompaña de fondo.

chinchorro

Muchos placeres tiene la vida…  La mayorí­a son tan sencillos que pasan desapercibidos… 

Foto gracias a Venezuelatuya

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *