Un domingo en La Estancia

Un domingo cualquiera, te levantas tempranito, asi como a las 10, todavia adolorido de la bailadita el sabado y así como con la pachanguita sonando todiavia en tu cabeza..

Te sientas a comer un sanduchito, pensando qué agradable sería irte a la estancia a pasar un rato tranquilo. Te vistes, te pones tus zapatos cómodos, agarras tus llaves y te vas decidido a llegar a ese lugar tan apasible a despejarte, sentarte por ahi en la gramita y de repente hablar con algún abuelito que te encuentres dispuesto a echar cuentos de su juventud..

dsc00246

Y cuando llegas te encuentras estos músicos moustrosos deleitando a todo el mundo en los jardines de la casa coloquial con unos joropitos pero de más sabrosos..   Así que no hay de otra..  Te instalas a oir tu musiquita en el jardín y dejar que la virtuosidad de estos muchachos te sorprenda en cada corte, cambio de ritmo o improvisación que vaya surgiendo.

Y así es como complaces a tu adolorido cuerpo, oyendo música de tu tierra sentado en la grama, pero pensando que tendrás que dejar para otra oportunidad eso de hablar con algún abuelito…

…porque todos están bailando!

dsc00256

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *