Edward Ramirez presenta su más reciente producción (Entrevista en Exclusiva)

Edward Ramirez presenta su nuevo CD llamado “Cu4tro, Maraca y Buche” en el cual explora los patrónes rítmicos y melódicos del joropo tuyero con un cuatro venezolano hecho especialmente por el luthier Rafael Gonzalez de cuerdas de metal.

A continuación la entrevista completa que TuCuatro logró captar de este excelente trabajo que realiza Edward Ramirez con el Cuatro Venezolano:

 

Qué te motivo a hacer este trabajo

Edward Ramirez: Este trabajo fue motivado por esta música tan rica que hay en Venezuela.  En Venezuela tenemos cantidad de ritmos interesantísimos y a mí particularmente me atrapó el sonido del Arpa tuyera, la forma de la música, la frescura, la parte improvisada, todo el lenguaje de improvisación entre el cantante, que le llaman Buche, y el Arpa.  Hay una cosa muy interesante en las líneas melódicas que salen del arpa y el bajo y esa especie de tambor que pareciera salir del Arpa, que es lo que yo siento que inspira al bailador.

El golpe tuyero es una música hecha para el baile, es una música de fiesta, no es una música instrumental.  Eso es algo que me atrapó de esta música y me dio pie para comenzar a apreciarla e intentarla, comenzar a jugar con el cuatro y ver cómo podría sonar un cuatro cercano a lo que es el joropo tuyero.

Sabemos que llevas algún tiempo tocando con tu cuatro que tiene cuerdas metálicas

Es un experimento, es una búsqueda, es intentar con el cuatro que es mi recurso.  Yo no sé tocar arpa, me encanta cómo suena pero serían muchos años para tocar lo más básico de lo que hacen estos grandes arpistas.

En algún momento se me pasó por la mente ¿qué pasaría si le ponemos unas cuerdas de metal al cuatro?.  Fue una idea de esas que uno a veces piensa que son gafas y se lo comenté al luthier Rafael Gonzalez y precisamente él me dijo: “Yo hace tiempo que tengo en la mente la idea de hacer un cuatro con las cuerdas de metal”.  Le comenté que había escuchado al maestro Fulgencio Aquino y él también es muy fanático del joropo central, del joropo tuyero, de hecho fue muy amigo de Fulgencio Aquino, muy cercano a él, por lo que me dijo “si tu vas a hacer eso yo me atrevo a hacer ese cuatro”, y a los pocos meses tenía listo este cuatro con las cuerdas de metal.

Luego vino lo que nosotros decimos esa fiebre de estudiarlo, de hacerlo tuyo, porque requiere una tensión distinta, hay un proceso de conseguir cuáles son las cuerdas que funcionan porque es algo que nunca ha sido hecho.  Colocarle nylon de pescar porque era lo que más se me parecía a los bordones del arpa.  Después probar con distintas cuerdas, buscar mutearlo de alguna forma y buscar una técnica.

Esta es la búsqueda y todavía estamos en ese proceso, esto es un primer prototipo y luego de esto hay que seguir experimentando, buscando otras cuerdas u otras formas de construcción, etc, pero es un primer paso con el que estoy muy contento y que ya la primera vez que lo tuve en mis manos tuve un sonido mucho más cercano al arpa.

Ya queda la otra parte como intérprete, como intrumentista, de conseguir que eso sea aun más cercano, no sólo por el timbre que te da el instrumento con las cuerdas de metal sino por los recursos que tu puedas investigar y encontrar con el instrumento en sí.

Cuáles fueron tus fuentes de inspiración

En principio yo siempre digo que los discos de Cheo Hurtado son los que influyeron a los cuatristas de mi generación.  Por ejemplo, en el disco de Compadre Pancho esta “Amanecer Tuyero” que él interpreta de una manera bestial. A mi me encanta esa versión y la primera vez que lo escuché dije “¿pero eso que es?”…  Eso es un joropo, “y ¿quién lo compuso?”… Fulgencio Aquino; “y ¿quién es Fulgencio Aquino?”… y entonces por ahí uno va investigando y se va poniendo curioso.

Luego me encontré con el trabajo de Jacinto Perez, el rey del Cuatro, que también interpretaba con su cuatro un acercamiento al Joropo Tuyero.  Luego de eso con las interprétes cuatristas que tenía a la mano me di cuenta que esta es una música que definitivamente se hace con el arpa y con la voz, maracas y baile tradicionalmente.

Entonces cuando consigo la música de Fulgencio Aquino y trato de tocar algunos temas con el este cuatro, descubro también un disco fantástico de Yustari Laza que es uno de los grandes arpistas actuales del país. Es un disco que se llama “Tuyero” y es una bestialidad de disco.

Yustardi Laza. Arpista Tuyero. Creditos: Facebook
Yustardi Laza. Arpista Tuyero. Creditos: Facebook

Ese es el primer disco que me pone a fantasear con hacer un disco para el cuatro, en cuanto al joropo tuyero.  A partir de ahí ha sido visualizarlo, hacer un repertorio y todo los demás.

 

¿Cómo se ve el futuro para Edward Ramirez luego de este disco?

Pues, no lo sé muy bien ahorita. Estoy bastante concentrado en que este disco esté listo para el concierto y tratar que lo podamos tocar en distintos sitios.

Es un proyecto que a mi me parece muy bonito donde hay músicos que tienen que ver con mi historia, que ven el joropo tuyero desde acá desde la ciudad de Caracas, como maestros cultores de esa música. Por ejemplo Mario Díaz, gran cantante y compositor de esta música, Gabriél Rodríguez quién tiene una técnica única de la guitarra tuyera, es impresionante lo que este señor hace con su guitarra y lo que suena de esa guitarra.

Gabriel Rodriguez y Edward Ramirez

Por ahora estoy bastante concentrado en esto, pero tengo varias ideas en mente y ojalá se puedan concretar pronto.  Son ideas muy distintas, el primer disco mío titulado “Parroquia” son nueve temas donde ocho son composiciones mías hechas para el instrumento y una versión de Hector Molina, son todas composiciones pensadas para el cuatro con una mirada contemporánea con un formato no tan común en la música venezolana que es Cuatro, Percusion y Contrabajo, algo más semejante a trios de Jazz.  Este es otro disco totalmente distinto donde estoy tratando de sacar a partir de la tradición y hacer un compendio de temas donde algún cuatrista podría decir “Bueno, y ¿cómo sería el joropo tuyero en el cuatro?…  Aquí hay una idea de cómo sería esto.

Con este disco no quiero decir “esto es lo que es” sino que es un acercamiento mío, hay una visión particular y por supuesto nace de la raíz, hay solamente una composición mía donde se puede reflejar mi visión del instrumento, de la composición y otro acercamiento a este joropo, pero es un disco bastante tradicional a diferencia del otro.

Lo que viene creo que también va a ser muy distinto a todo esto que he hecho.  Los artistas siempre se están reinventando, están en una búsqueda constante y quizás buscan caminos distintos.  Eso me llama la atención y me parece interesantísimo.