Progresiones

Las progresiones musicales se indican por escrito en números romanos.  Es una forma estandar que facilita el conocimiento de qué acordes o notas se deben tocar cuando se interpreta una pieza en una tonalidad específica.

En una progresión encontraremos la información necesaria para descubrir qué acordes acompañan a la tonalidad principal. Por ejemplo, si la progresión es del tipo I – VI – V7, entonces tendremos que interpretar los siguientes acordes dependiendo de la tonalidad:

I – IV – V7

Tonalidad Do

Se entiende entonces que si la tonalidad, en este ejemplo, es el Do Mayor, debemos utilizar la cuarta nota y la quinta nota (en su forma séptima) para tocar junto con do.   Partiendo de Do, la cuarta es Fa (Do – Re – Mi – Fa) y partiendo de Do, la quinta es Sol (Do – Re – Mi – Fa – Sol)

Veamos entonces otros ejemplos de la misma progresión.

Tonalidad Re

 

Tonalidad Mi

 

Tonalidad Fa

 

Igualmente se podrá realizar la secuencia de acordes para progresiones más complejas, siempre y cuando se parta de la tonalidad como primer acorde o tono principal.  Por ejemplo, veamos esta progresión:

I – V7 – IV – I – V7 – I – IV – I

Si escogemos la tonalidad de Sol Mayor como la principal, entonces tendremos que esta progresión se toca con los siguientes acordes:

Tonalidad Sol

 

Así podremos entonces tocar cualquier género de la música venezolana siempre y cuando sepamos la progresión a la cual está sujetado.  Por ejemplo un seis por derecho, una periquera, etc

Voulez-vous garder une trace de vos progres? Enregistrez un compte maintenant pour marquer les cours comme complete.