Nunca compres un cuatro que sea así…

A lo menos que estés comprando un cuatro para darselo a un niño de 3 años que literalmente lo va a destruir en menos de un mes, nunca compres un cuatro que tenga la pieza de madera donde van las clavijas así:

El hecho de que un cuatro haya sido construido con una pieza plana de madera, cuadrada y sin mayor adornos o talladura, habla mucho acerca del tipo de fabricante y lo tanto que se esmera porque su producto sea de buena calidad.

Este es un signo de alerta, ya que pocos fabricantes se arriesgarían a construir un cuatro de excelente calidad con muy buen sonido y justo al final insertarle una fea pieza cuadrada de madera a la parte superior del cuatro.

No compres este cuatro.

Es como comprar un televisor de última tecnología, con la más alta definición y que sea de caja cuadrada o peor aún que los bordes sean de metal rústico sin pintar ni acondicionar.

Un cuatro estándar por lo menos debe tener uno o dos huecos en esta pieza de manera con cierto estilo redondeado.  Esto le da la elegancia y prestancia mínima al cuatro que requiere para ser comprado por un cuatrista que desee un cuatro de calidad.

Fíjate bien en la siguiente foto.  Este cuatro SÍ tiene una fabricación adecuada y su sonido es de buena calidad:

Así que ya sabes.  Si lo que estás buscando es un juguete económico que tus hijos puedan romper,  entonces puedes comprar un cuatro igual al de la primera foto…   Pero si lo que realmente quieres es tener un cuatro cuyo sonido valga la pena, fíjate en este detalle apenas vayas a comprar tu nuevo cuatro.

Suscribete en nuestro blog para tener más noticias y tips como este:

Nombre:

Un comentario en “Nunca compres un cuatro que sea así…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *