Alternar entre dominante y tónica

 
A la hora de escribir una canción, alternar entre dominante y tónica es la parte más fundamental del proceso.  Todas las canciones que se conocen en la era musical post-romántica hacen un alternado entre tónica y dominante, así sea una sola vez durante su ejecución.

Cómo alternar entre dominante y tónica

Alternar entre dóminante y tónica es algo sencillo, siempre y cuando conozcas todas las relaciones entre familias de acordes.  Digamos que estás componiendo una canción en Sol mayor.  Entre los acordes que utilizarás para tu canción estarán por lo mínimo Sol mayor y su dominante, Re séptima.

Tónica y Dominante de Sol Mayor

 

Sol mayor Re Séptima

Alternando entre estos dos acordes podrás comenzar a definir tu melodía.
Luego encima de esta mezcla podrás utilizar más acordes de la misma familia, para darle a la canción otros rumbos y otras características, sin embargo, sea lo que sea que pase, la alternación entre dominante y tónica será la base para estos otros acordes.

Ejemplos de alternado entre tónica y dominante

Veamos ahora algunos ejemplos que se pueden hacer usando la tonalidad de Sol mayor y sólo los acordes tónica y dominante.
En el caso de un pasaje:

 
En el caso de un vals:
 

En el caso de un merengue:
 

En el caso de un bolero:
 

Con esto en mente, puedes comenzar a descubrir otras tonalidades y averiguar cuáles son la tónica y la dominante para poder tocarlas juntas y crear tus propias armonías.  Por ejemplo, toma la tonalidad de Do Mayor y busca cómo integrar la tónica (Do) y dominante (Sol séptima) para que armonicen tu canción.

Para poder llevar el progreso de las lecciones abre tu cuenta en TuCuatro. Podrás marcar cada lección como completada y ver tu progreso.