Progresiones

Las progresiones musicales se indican por escrito en números romanos.  Es una forma estandar que facilita el conocimiento de qué acordes o notas se deben tocar cuando se interpreta una pieza en una tonalidad específica.

En una progresión encontraremos la información necesaria para descubrir qué acordes acompañan a la tonalidad principal. Por ejemplo, si la progresión es del tipo I – VI – V7, entonces tendremos que interpretar los siguientes acordes dependiendo de la tonalidad:

I – IV – V7

Tonalidad Do

Se entiende entonces que si la tonalidad, en este ejemplo, es el Do Mayor, debemos utilizar la cuarta nota y la quinta nota (en su forma séptima) para tocar junto con do.   Partiendo de Do, la cuarta es Fa (Do – Re – Mi – Fa) y partiendo de Do, la quinta es Sol (Do – Re – Mi – Fa – Sol)

Veamos entonces otros ejemplos de la misma progresión.

Tonalidad Re

 

Tonalidad Mi

 

Tonalidad Fa

 

Igualmente se podrá realizar la secuencia de acordes para progresiones más complejas, siempre y cuando se parta de la tonalidad como primer acorde o tono principal.  Por ejemplo, veamos esta progresión:

I – V7 – IV – I – V7 – I – IV – I

Si escogemos la tonalidad de Sol Mayor como la principal, entonces tendremos que esta progresión se toca con los siguientes acordes:

Tonalidad Sol

 

Así podremos entonces tocar cualquier género de la música venezolana siempre y cuando sepamos la progresión a la cual está sujetado.  Por ejemplo un seis por derecho, una periquera, etc

Para poder llevar el progreso de las lecciones abre tu cuenta en TuCuatro. Podrás marcar cada lección como completada y ver tu progreso.