Las primeras notas de Serenata Guayanesa empezaron a sonar en 1971, durante un pequeño concierto de música típica de la región de Guayana, Venezuela, que organizara el entonces gobernador del estado Bolívar, Manolo Garrido. Se trataba de un cuarteto de muchachos formado por Iván Pérez Rossi, con su voz de barítono y cuatro acompañante, su hermano César Pérez Rossi en el bajo, Mauricio Castro en las voces y Hernán Gamboa en el primer cuatro. Estos “serenateros” guayaneses encantaron a los presentes, al punto de que, ese mismo año, la gobernación editó su primer larga duración. Después vinieron in?nidad de éxitos, como Casta paloma, El sapo, La mula y El calipso de El Callao, por mencionar unos pocos. En 1977, surgió una nueva vertiente en su trabajo: la idea de recopilar y hacer música infantil, gracias a una exposición de juegos y juguetes para niños realizada por el Museo Nacional del Folklore. Asumieron, entonces, el reto de hacer cantos con aires criollos que hablaran de nuestras tradiciones, por lo que se dedicaron a “curucutear” el repertorio folklórico para niños y a releer los versos de los cultores del género, para luego adornarlos con su música. De ese primer trabajo, surgieron La pulga y el piojo, La botellita, A la una, Este niño don Simón, El papagayo y Estribillo de los juegos. Desde el principio, la receptividad fue extraordinaria, no sólo entre los más pequeños, sino también entre los adultos, como queda demostrado en cada uno de sus numerosos conciertos, tanto en las plazas de los pueblos más pequeños del interior del país, como en los teatros más exigentes de las grandes ciudades, así como en el entusiasmo con que el público ha seguido apoyando los trabajos infantiles que el grupo ha lanzado posteriormente. En 1983, Miguel Ángel Bosch se incorporó a la agrupación, en sustitución de Hernán Gamboa, quien habia decidido lanzarse como solista. Serenata Guayanesa ha hecho una contribución incontestable a la difusión de los valores musicales venezolanos. Se ha dedicado a interpretar no sólo música guayanesa sino los cantos más representativos de las regiones de Venezuela, como golpes y estribillos, aires margariteños, joropos, merengues, guasas, sangueos, golpes cumaneses, fulías, melodías andinas, calipsos, gaitas, bambucos zulianos, tambor coriano, golpes larenses, parrandas, aguinaldos y más. A lo largo de su trayectoria artística, se han presentado en un sin ?n de escenarios, tanto dentro como fuera del país, y han editado más de 30 discos como agrupación individual, sin contar las ediciones especiales, que sobrepasan la veintena, solicitadas por diversas instituciones venezolanas y foráneas, así como su pródiga participación en trabajos de otros importantes representantes de la música nacional. I

Las primeras notas de Serenata Guayanesa empezaron a sonar en 1971, durante un pequeño concierto de música típica de la región de Guayana, Venezuela, que organizara el entonces gobernador del estado Bolívar, Manolo Garrido.

Se trataba de un cuarteto de muchachos formado por Iván Pérez Rossi, con su
voz de barítono y cuatro acompañante, su hermano César Pérez Rossi en el bajo, Mauricio Castro en las voces y Hernán Gamboa en el primer cuatro.  Estos “serenateros” guayaneses encantaron a los presentes al punto de que, ese mismo año, la gobernación editó su primer larga duración.  Después, vinieron infinidad de éxitos como Casta Paloma, El Sapo, La Mula y El Calipso de El Callao, por mencionar unos pocos.

En 1977l, gracias a una exposición de juegos y juguetes para niños realizada por el Museo Nacional del Folklore, surge una nueva vertiente en su trabajo: la idea de recopilar y hacer música infantil.  Asumieron, entonces, el reto de hacer cantos con aires criollos que hablaran de nuestras tradiciones, por lo que se dedicaron a “curucutear” el repertorio folklórico para niños y a releer los versos de los cultores del género, para luego adornarlos con su música.

De ese primer trabajo surgieron: La Pulga y el Piojo, La Botellita, A la Una,
Este Niño Don Simón, El Papagayo y Estribillo de los Juegos . Desde el principio la receptividad fue extraordinaria, no sólo entre los más pequeños sino también entre los adultos, hecho que queda demostrado en cada uno de sus numerosos conciertos, realizados tanto en las plazas de los pueblos más pequeños como en los teatros más exigentes de las grandes ciudades.  En todos los lugares, el público sigue apoyando con entusiasmo los trabajos infantiles que el grupo lanza posteriormente.

En 1983, Miguel Ángel Bosch se incorpora a la agrupación en sustitución de Hernán Gamboa, quien habia decidido lanzarse como solista.  A lo largo de su trayectoria, Serenata se presenta en un sin fin de escenarios, tanto dentro como fuera del país, y edita más de 30 discos como agrupación individual, sin contar las ediciones especiales solicitadas por diversas instituciones venezolanas y foráneas, las cuales sobrepasan la veintena, ni tampoco su pródiga participación en trabajos de otros importantes representantes de la música nacional.    

Serenata Guayanesa ha hecho una contribución incontestable a la difusión de los valores musicales venezolanos.  Sus interpretaciones incluyen no sólo música guayanesa, sino los cantos más representativos de las regiones de Venezuela: golpes y estribillos, aires margariteños, joropos, merengues, guasas, sangueos, golpes cumaneses, fulías, melodías andinas, calipsos, gaitas, bambucos zulianos, tambor coriano, golpes larenses, parrandas, aguinaldos y más.

Integrantes:

  • Miguel Ángel Bosch – cuatro, voz
  • Mauricio Castro Rodríguez – percusión menor, voz
  • César Pérez Rossi – percusión, voz
  • Iván Pérez Rossi – cuatro, voz

Discografía:

  • Serenata Guayanesa Vol. 1 – 1972
  • Serenata Guayanesa Vol. 2 – 1973
  • Serenata Guayanesa Vol. 3 – 1975
  • Serenata Guayanesa Vol. 4 – 1978
  • Aguinaldos Populares Venezolanos (Vol. 5) – 1978
  • Serenata Guayanesa Vol. 6 – 1979
  • Presencia Viva de La Navidad (Vol. 7) – 1981
  • 10 Años de Éxitos – 1981
  • Cantemos con los Niños Vol. I (Vol. 8) – 1982
  • Bolívar en un Canto I – 1983
  • Bolívar en un Canto II – 1983
  • Cantemos con los Niños Vol. II – 1984
  • Viene la Parranda – 1984
  • Caribe Abajo (Vol. 12) – 1986
  • Cantemos con los Niños Vol. III – 1987
  • Canciones Venezolanas (Vol. 14) – 1989
  • A la Luz de Serenata/ 20 Años, 20 Canciones – 1991
  • 20 Años 20 Canciones Infantiles – 1991
  • Si La Tierra Tierra Fuera (Vol. 15) – 1991
  • Canciones de Ida y Vuelta – 1992
  • Querida Mamá (Vol.16) – 1993
  • La Pulga y El Piojo – 1996
  • Una Amistad de 25 Años – 1996
  • Corre Caballito – 1999
  • 16 Canciones de Porai – 1999
  • El Heredero – 1999
  • Serenata con Gurrufío – 2001
  • Canciones de Guayana – 2001
  • La Patria en Cuatro Voces – 2001
  • Serenata para las Madres (reedición) – 2002
  • Bolívar Canta a Bolívar – 2003
  • Cantemos con los Niños – 2003
  • La Historia (30 Años de Éxitos) – 2003
  • El Ferrocarril – 2005

Magdalena Sánchez
Tema promocional: Magdalena Sánchez
Gaita de Tambora – 3:51
Letra, música y arreglos: Iván Pérez Rossi
CD: El Ferrocarril. Caracas, Venezuela, 2005
Grabación y mezcla: Jorge Chávez, Ramsés Alegría, Hilario Godoy, Le Garage, USP, Síncopa Estudios
Músicos: Miguel Ángel Bosch, cuatro, voz – Benjamín Brea, clarinete (invitado) – Mauricio Castro Rodríguez, percusión menor, voz – Javier Marín, bajo (invitado) – José Martínez, maracas (invitado) – César Pérez Rossi, percusión, voz – Iván Pérez Rossi, cuatro, voz
Producción: Serenata Guayanesa

Contacto:
Iván Pérez Rossi
E-mail: [email protected]

Gracias a:
VenezuelaDemo
http://www.venezuelademo.com/musicos/artistas/serenata-guayanesa.pdf

Share:

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on pinterest
Pinterest
Share on linkedin
LinkedIn

6 respuestas

  1. que difícil es conseguir la canción el papagayo con las ocho garzas, ocho luceros… es para un baile en C.E.I.S Simón Bolívar Villa Rosa Nueva Esparta

  2. Presencia Viva de La Navidad (Vol. 7) – 1981 CUANTO AMO ESTA PRODUCCION, LA TENIA CUANDO VIVIA EN CARACAS, ME MUDE Y SE ME PERDIO!!! DONDE PODRIA BAJARLA??? COMO LA EXTRAÑO!!! LA LUZ QUE ME GUIA ES MI FAVORITA! SIEMPRE SE LA DEDICO A MI MADRE

  3. Efectivamente muchos a lo largo de la historia lo han calificado así y mucho peor. Él mismo se autocalificaba de «majadero de la historia» y metía en el saco a dos más, a Jesucristo y a Don Quijote. Y aparte del capricho de añadirle la octava estrella a la bandera, liberó 5 naciones (hoy 6), entre otras cosas, y este capricho les permite tener una bandera a la cual poner o quitar estrellas, o llenar de sangre y arrastrarla por el suelo, pintarla de negro, voltearla y demás caprichos de sus cultísimos, civilizadisimos, y ultra cuerdos habitantes nacidos en ella.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Otros artículos

Relacionados