Arpa, cuatro y maracas, los instrumentos más “compinches” de Venezuela

Cada uno por sí solo tiene su magia y su encanto musical, pero cuando se combinan entre sí logran ensamblar una fusión magistral que, definitivamente, te hace viajar a Venezuela. El arpa, el cuatro y maracas son, sin lugar a dudas, instrumentos de nuestro país.

En esta oportunidad queremos hacer un breve recorrido por las principales características y rasgos de estos tres bueno y viejos amigos, y veamos qué géneros musicales se pueden ejecutar con ellos.

Arpa

Las cuerdas tensadas del instrumento son las que logran el sonido, si se quiere, celestial. El arpa es un instrumento, que al igual que el cuatro, no solo es armónico y melódico, sino que el músico es capaz de lograr hacer percusión con él. A él le debemos la palabra que tantos músicos usan para darle vida a cada nota musical con pulsar cuerda por cuerda: arpegio, que se deriva el término italiano arpeggiare que literalmente significa “tocar el arpa”.

Mira en el siguiente video cómo este joven realiza varias interpretaciones con este grandioso instrumento.

Cuatro

Bien, de este instrumento hemos hablado lo suficiente en esta página web. Por doquier te encuentras todo sobre el cuatro venezolano. En esta oportunidad queremos recordar una característica que en definitiva comparte con el arpa; se trata de su versatilidad.

Este “se adapta perfectamente a las tres bases principales de la música: el ritmo, la melodía y la armonía”, sostiene el cuatrista venezolano Daniel Uzcátegui, radicado en Madrid.

Aquí puedes ver como el cuatro y el arpa se la llevan bien juntos:

Maracas

Respecto a las maracas, se dice que son un instrumento idiófono, es decir, que tiene sonido propio porque hace sonar su cuerpo como materia resonadora, producido  primariamente por la vibración del propio cuerpo, sin uso de cuerdas o membranas.

No solo se usa para acompañar a otros instrumentos en el tradicional joropo llanero o música venezolana, sino en géneros como la salsa, el son montuno, la guaracha y el bolero.

En este video casero, podrás ver cómo el maraquero logró un dominio tal que hasta malabares hizo con ellas mientras las tocaba:

Triple fusión

Cuando estos tres instrumentos se ejecutan en conjunto, se logra una alquimia musical rica en sonidos armónicos, melódicos y percutivos que dan origen al joropo venezolano, un complejo ritmo en 3×4.

Sin duda, como en otras publicaciones lo hemos comentado, el ritmo que generan estos tres instrumentos a los venezolanos es algo que le corre por las venas, y, en cualquier parte del mundo donde escuchamos arpa, cuatro y maraca, sentimos aires de familiaridad, añoranzas y valor por la combinación de sonidos que emiten estos instrumentos.

Esta es solo una pequeña muestra de cómo suena el joropo venezolano con ellos, donde también se deja colar el bajo:

 

About the author

Comunicadora Social y amante de los idiomas. Experiencia y gusto especialmente por el “Inbound Marketing” o Marketing de Contenidos. 9 años de aprendizaje y crecimiento como Digital Marketer en la industria farmacéutica.

Leave a Reply