Las Maracas: instrumento musical económico y fácil de elaborar

Las maracas son uno de los instrumentos musicales más sencillos y económicos de fabricar, por lo que también lo conseguimos en el mercado a precio accesible. Esto se debe a que los materiales para su elaboración y están en el medio ambiente, lo que hace que sea fácil adquirirlos.

¿En qué consiste la elaboración de una maraca?

Una maraca consiste en una taparita vacía con un hueco pequeño en la parte de arriba y otro en la parte de abajo por donde se atraviesa un palo de madera, se rellena con semillas granos o piedras y luego se tapa bien y se coloca cera para ajustar bien los orificios y que se adhiera bien el palo de madera a la tapara, el sobrante de este palo lo llamamos mango y es por donde agarramos la maraca para sacudirla o tocarla.

Para elaborar unas maracas solamente necesitamos taparas o totumos pequeños, palos de madera, cera de abejas y granos o semillas pequeñas.

Hay una gran variedad de maracas bastante económicas en el mercado; desde las artesanales hasta profesionales. Se pueden encontrar de tapara, plástico y hasta de cuero. Las maracas profesionales son realizadas con mucho mayor cuidado y son resistentes al uso que les daría un músico profesional. Son realizadas con materiales como Espuma de Sapo, Capacho y las más sofisticadas se hacen con Palo Atravezao.

Puedes visitar la tienda de TuCuatro para ver maracas profesionales realizadas por luthiers.

¿Cómo elaborar un par de maracas artesanales?

Para elaborar unas maracas artesanales solo necesitas los siguientes materiales:

  • 2 taparas o totumos pequeños
  • 2 palos de madera
  • Cera de abejas
  • Granos o semillas
  • Pintura de varios colores
  • Cuchillo o espátula
  • Rotulador

Procedimiento:

Lo primero que debemos hacer es sacar el relleno que traen las taparas, luego se procede a abrir dos pequeños orificios a cada tapara, que queden exactamente en la misma dirección. En este punto rellenamos las taparas con las semillas o granos e introducimos los palos de madera ajustándolos a las taparas con cera para que estas queden adheridas al mango de madera y el sobrante es la parte que fungirá de agarradero para el maraquero.

Podemos pintarlas o labrarlas a manera de decorarlas a nuestro gusto para que tengan un toque personal.

Como puedes ver, elaborar un par de maracas es sencillo y para nosotros representa parte de nuestra cultura, de nuestra identidad, ya que estas son consideradas instrumento típico de los llanos que se comparten entre Venezuela y Colombia.

Cuéntanos si en algún momento has intentado hacer unas maracas y cuál ha sido tu experiencia.

Leave a Reply